No olvides compartir con tus amigos ....

Por: Gary Chapman

[El mensaje de Juan el Bautista] era el siguiente: “Arrepiéntanse de sus pecados y vuelvan a Dios, porque el reino del cielo está cerca. . . . Demuestren con su forma de vivir que se han arrepentido de sus pecados y han vuelto a Dios”. MATEO 3:1-2, 8

Una mujer me dijo recientemente: “Tenemos las mismas viejas discusiones sobre los mismos viejos temas. Hemos estado casados durante treinta años y estoy harta de sus disculpas. Quiero que cambie.”

Esta mujer quería que su esposo se arrepintiera. La palabra arrepentimiento significa “volverse.” En el contexto de una disculpa, significa que uno lamenta profundamente el sufrimiento que ha causado y que está decidido a cambiar.

Juan el Bautista predicó que la gente necesita arrepentirse: volverse de sus pecados hacia Dios. Jesús tuvo el mismo mensaje cuando comenzó su ministerio. Como vemos en el versículo 8 citado arriba, la prueba de nuestro cambio de corazón se ve en nuestras acciones. Cuando Cristo gobierna en nuestro corazón, no nos sentimos bien repitiendo los mismos viejos pecados. En lugar de ello, buscamos la ayuda divina para cambiar nuestro rumbo.

Si herimos a nuestro cónyuge, debemos reconocer que lo que hicimos está mal y que la sola disculpa no es suficiente corrección. También tenemos que hacer un plan para cambiar nuestra conducta a fin de no lastimar nuevamente de la misma manera a la persona amada. ¿Por qué no habríamos de hacerlo en la relación más íntima que tenemos? El arrepentimiento es un aspecto vital de una disculpa genuina.

Señor, sé que necesito hacer algo más que disculparme. Necesito renunciar a mis patrones de conducta equivocados al relacionarme con la persona que amo. Quiero cambiar, pero necesito tu ayuda. Por favor dame fuerzas para arrepentirme.

Síguenos en nuestras redes sociales! Si te gustaría obtener más información, noticias, artículos, videos y palabra de Dios puedes seguirnos en nuestra página de  Facebook ,  nuestro canal en  Youtube  y en  Telegram . ¡Bendiciones !

2 comentarios en «Consejo para matrimonios: ¡Necesitamos cambiar nuestra conducta!»
  1. Cito: «Ser renovados en el espíritu de nuestra mente para vivir ciertas experiencias».
    No según, por eso fui tan criticada. Por el valor que le di a mi enseñanza, bajo la premisa experiencial.
    ¿No entiendo? for what?
    Me explican, please!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.