No olvides compartir con tus amigos ....

Por: J. C. Ryle

¿Quiero aprender a estar contento y alegre bajo los cuidados y ansiedades de la vida? ¿A qué escuela voy a ir? ¿Cómo voy a alcanzar este estado mental de modo más fácil? ¿Consideraré la soberanía de Dios, la sabiduría de Dios, la providencia de Dios, el amor de Dios? Es bueno hacerlo, pero tengo un argumento mejor todavía. Miro a la Cruz de Cristo. Veo que Él, que no se abstuvo de darnos a su Hijo unigénito y lo entregó para que muriera por mí, sin duda me dará con Él todo lo que realmente necesito. El que sufrió este dolor por mi alma, sin duda no se abstendrá de darme nada que sea realmente bueno para mí. El que ha hecho las mayores cosas por mí, sin duda, va a hacer también las pequeñas.

El que dio su propia sangre para proporcionarme un hogar en el cielo, sin la menor duda me suplirá todo lo que realmente es provechoso durante mi peregrinaje por el mundo. Ah, lector, no hay escuela para aprender contento que pueda compararse con el pie de la Cruz.

Tomado del folleto “La Cruz de Cristo” de J. C. Ryle

Síguenos en nuestras redes sociales! Si te gustaría obtener más información, noticias, artículos, videos y palabra de Dios puedes seguirnos en nuestra página de Facebooknuestro canal en Youtube y en Telegram¡Bendiciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.