No olvides compartir con tus amigos ....

Por: Martyn Lloyd Jones

El verdadero peligro es el de una falsa evangelización que no incluya el mensaje de la santificación en su predicación. Existen ciertos evangélicos que llegan a dividir las cosas de esta forma. Dicen: “Sí, los domingos por la mañana son para la edificación de los santos; los domingos por la tarde se dedican a la evangelización con la predicación del evangelio y, por supuesto – dicen -, ese culto no significa nada para el creyente, está destinado al incrédulo”

Pero esa no es la verdadera evangelización. Esa no es la evangelización que veo en el Nuevo Testamento. Es una evangelización falsa, y lleva aparejada la falsa idea moderna del evangelista como alguien que no tiene mucho de maestro, quizá no tenga muchos conocimientos, pero tiene gancho con la gente. ¿Es esa la imagen del evangelista que hallamos en el Nuevo Testamento? ¿Es esa la imagen del evangelista en la iglesia a lo largo de los siglos? ¿Es esa la idea que tienes de hombres como George Whitefield o John Wesley? ¡Todo eso resulta completamente absurdo!

Creo que ahí es donde nos extraviamos, justo al comienzo. Lo equivocado es toda nuestra idea de la evangelización. Parece como si pensáramos que la única tarea de la evangelización consiste en proporcionar un sentimiento de perdón, de gozo y paz, a las personas. Pero aquí Nuestro Señor nos recuerda que la evangelización tiene un único propósito de última instancia, y es reconciliar a los hombres con Dios.

Esa es toda la finalidad de todo lo que vino a hacer el Seño Jesucristo. Vino para reconciliar a los hombres y las mujeres con Dios, no para aconsejarnos con respecto a la forma en que podemos tener una relación correcta con Dios. “Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo” (2 Cor 5.19), y el mensaje de la evangelización, pues, debe incluir forzosamente el mensaje de la santidad.

Fragmentos tomados del libro “Vida en el Espíritu” pág. 346 -347

Síguenos en nuestras redes sociales! Si te gustaría obtener más información, noticias, artículos, videos y palabra de Dios puedes seguirnos en nuestra página de Facebooknuestro canal en Youtube y en Telegram¡Bendiciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.