No olvides compartir con tus amigos ....

Por: Gary Chapman

Hay una temporada para todo, un tiempo para cada actividad bajo el cielo. . . . Un tiempo para llorar y un tiempo para reír. Un tiempo para entristecerse y un tiempo para bailar. ECLESIASTÉS 3:1, 4

Algunas personas se preguntan por qué habrían de compartir sus sentimientos con su cónyuge. La verdad es que si usted no comparte abiertamente sus sentimientos, es probable que de todos modos se evidencien en su comportamiento; pero su cónyuge no entenderá por qué usted se comporta de esa manera. Entonces es cuando llega la pregunta proverbial: “¿Pasa algo?” Su cónyuge sabe que algo pasa, pero no sabe qué.

Las emociones son parte natural de la vida. El rey Salomón escribió en Eclesiastés que hay un tiempo para todo, inclusive para la alegría y la tristeza, para el duelo y la celebración. Todos los sentimientos tienen un lugar en nuestra vida y comunican mucho acerca de nosotros. La mayoría de nuestras emociones está ligada a alguna experiencia que tuvimos en el pasado o con algo que estamos experimentando ahora. La próxima vez que usted sienta desilusión, pregúntese: ¿Qué provocó mi desilusión? Luego trate de compartirlo con su cónyuge.

Revelar sus emociones le permite a su pareja saber lo que está ocurriendo dentro de usted: lo que siente y por qué. Por ejemplo, usted podría decir: “Estoy enojado conmigo mismo porque llegué tarde a casa anoche y no pudimos hacer el paseo al campo.” Esa declaración podría alentar a su cónyuge a decir: “Yo también estoy decepcionada. Quizás podamos hacerlo el jueves por la noche.” Dar a conocer sus emociones crea una atmósfera de intimidad y confianza.

Señor, no siempre me resulta fácil expresar mis sentimientos. Ayúdame a recordar que reprimirlos solo logra que mi cónyuge se pregunte por qué actúo como lo hago. Por favor dame la valentía para compartir lo que siento. Que esto contribuya a acercarnos más.

Síguenos en nuestras redes sociales! Si te gustaría obtener más información, noticias, artículos, videos y palabra de Dios puedes seguirnos en nuestra página de Facebooknuestro canal en Youtube y en Telegram¡Bendiciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.