No olvides compartir con tus amigos ....

En este número de Portavoz sobre Encarnación, JC Ryle da una explicación provechosa, clara y bíblica de lo fundamental en cuanto a la encarnación de Cristo. John Flavel nos ofrece luego un vislumbre extraordinario de la gloria de Cristo antes de su encarnación; la gloria y relación de amor que tenía con su Padre celestial antes de que comenzara el mundo. Demasiados cristianos en la actualidad piensan en la Encarnación solo en términos del niñito en el pesebre, sin relacionarlo con el propósito eterno de Dios — sus consultas y decretos. AW Pink nos ayuda a vencer esa miopía. Mientras en el tema de la preencarnación de Cristo, Lorraine Boettner nos da una provechosa reseña de ciertos pasajes que enfocan la existencia de Cristo antes del tiempo: Jesús hizo muy claro el hecho de que su existencia no comenzó sencillamente cuando nació en Belén. Y Belén pequeña fue el punto preciso en que el propósito eterno de redención de Dios se convirtió en una realidad histórica. 

Horatius Bonar nos dice que “Belén es donde comienza la historia”. ¿Lo creemos? Thomas Boston nos ayuda a entender el nacimiento de Cristo: la concepción virginal, la santificación de la naturaleza humana de Cristo, la unión de la humanidad con la Deidad en la persona de Cristo y por qué Jesús tenía que nacer de una virgen. La doctrina gloriosa de la Encarnación se va desplegando a medida que William S. Plumer describe el evento más grande que jamás sucedió; Dios se hizo hombre. 

Con un segundo artículo John Flavel explica la humillación necesaria del Hijo eterno de Dios —su naturaleza, niveles y duración— mostrándonos que tenía que ser grandemente humillado antes de ser grandemente exaltado. Charles Spurgeon nos da la última palabra. Explica que en el Dios-hombre podemos ver todos los atributos de Dios. Pero quiere que nos enfoquemos en esta gloriosa visualización: ¡Jesús estaba lleno de gracia y de verdad!

Artículos :

  • El verbo fue hecho carne – JC Ryle (1816-1900) – ¿Qué significa la palabra encarnación? Tenemos aquí una introducción clara al misterio más profundo de la historia cristiana: el Hijo de Dios se convirtió en el Hijo del hombre.
  • La gloria de Cristo antes de su encarnación – John Flavel (1627-1691) – una descripción hermosa de la gloria y la infinitamente santa relación con su Padre que Cristo disfrutaba antes de venir a este mundo pecador como un ser humano.
  • El amor de Dios y la encarnación de Cristo – Arthur W. Pink (1886-1952) – piensan con demasiada frecuencia los cristianos en la encarnación de Cristo solo en términos de su nacimiento en Belén; en cambio, debieran verla a la luz del propósito eterno de Dios de redención.
  • El Hijo preexistente – Loraine Boettner (1901-1990) – las Escrituras nos enseñan que la existencia del Hijo no comenzó cuando el niñito de María nació en Belén.
  • El propósito de Dios revelado en Belén – Horatio Bonar (1808-1889) – Belén fue el punto de convergencia del propósito soberano y eterno de redención en la persona y obra del Señor.
  • El nacimiento de Cristo – Thomas Boston (1676-1732) – un examen provechoso de la concepción virginal de Jesús, la unión de su deidad con su humanidad y por qué nació de una virgen.
  • El evento más grande que haya sucedido – William Plumer (1802-1880) – breve reseña de la doctrina y el evento de la encarnación del Hijo de Dios.
  • La necesaria humillación de Jesús – John Flavel (1627-1691) – ¿Por qué tenía la deidad eterna que hacerse un ser humano: un hombre? Desde su concepción a su resurrección, la vida de Cristo fue una expresión de humildad extraordinaria.
  • La gracia y la verdad encarnadas – Carlos Spurgeon (1834-1892) – podemos ver en Cristo Jesús todos los atributos de Dios; pero sobre todo, podemos ver que está lleno de gracia y verdad.

DESCARGA OPCIÓN 1 → CLICK AQUÍ.

DESCARGA OPCIÓN 2 → CLICK AQUÍ.

Un comentario en «[PDF GRATIS] Portavoz de la Gracia 38 – Encarnación»
  1. La navidad no silo es el nacinto d un nin’o Dios sino va mas all d nuestra imaginacion!! Hasta juan el.bautista declaro que viene despues d el, pero era antes d ell asi que….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.