No olvides compartir con tus amigos ....

Un grupo de feministas del colectivo  Mujeres Crenado irrumpió este domingo en la Catedral de Santa Cruz (Bolivia) y echó pintura roja en la fachada del templo por el caso de la niña embarazada que fue violada en Yapachí.

El hecho generó una serie de forcejeos entre el grupo de activistas y los católicos que asistían a la misa.

“¡Iglesia hipócrita y ruin, obligas a una niña a parir!”, gritaron las activistas hasta el cansancio. “¡Esa es la sangre derramada de cientos de mujeres y niñas violadas!”, protestaron.

Los católicos que encontraban en el lugar censuran la actitud de las activistas de Mujeres Creando y forcejearon con ellas para obligarlas a dejar el lugar.

“¡Fuera satanás, fuera de la iglesia de Dios, respeten!”, gritó uno de ellos.

Guardia Municipal también intervino y desalojó del lugar al grupo de activistas.

El grupo de activistas de Mujeres Creando irrumpió en la catedral, poco después de que el arzobispo de Santa Cruz, Monseñor Sergio Gualberti, en su homilía, pidiera que se respete la vida de las personas, de acuerdo con un reporte de El Deber.

Las activistas echaron pintura roja al frontis de la Basílica Menor de San Lorenzo, poco después de eso.

En su homilía, Gualberti cuestionó que se quiera terminar con una vida para solucionar un problema.

“¿Es justo matar una vida humana para solucionar un problema? La defensa de la vida, el rechazo de la pena de muerte y la eutanasia son un mandato de Dios para la Iglesia y para todo creyente en Cristo. Dios quiere purificar y liberar nuestro corazón del egoísmo, de tantos males y ataduras para hacerlo capaz de amar”, dijo el religioso.


Síguenos en nuestras redes sociales! Si te gustaría obtener más información, noticias, artículos, videos y palabra de Dios puedes seguirnos en nuestra página de Facebooknuestro canal en Youtube y en Telegram¡Bendiciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.