No olvides compartir ...

ÚNETE A UNO DE NUESTROS GRUPOS DE WHATSAPP, para recibir materiales todos los días, CLICK AQUÍ.

Por: Paul Washer

Toda miseria y dificultad desde el nacimiento hasta la muerte es un recordatorio divino al hombre de su condición caída, de la corrupción de su alma y de su separación de Dios.

El dolor del parto hace un llamado al hombre; las calamidades, los desastres naturales, las guerras, las pestilencias y las hambrunas de este mundo claman al hombre; las decepciones y frustraciones de esta vida gritan al hombre; las luchas internas de falta de satisfacción e inquietud claman al hombre; la siempre presente amenaza de la muerte es un llamado al hombre: «Estás perdido y debes ser encontrado.

Estás separado y debes ser reconciliado. Estás caído y debes ser levantado. Estás dislocado y debes ser enderezado. Estás deformado y debes ser transformado.

Fuente: Discerniendo el Problema del Hombre, puede descargar el manual completo EN ESTE ENLACE.


Puedes seguirnos en WhatsApp, Facebook, Telegram o Youtube. También puede suscribirse a nuestro boletín por correo electrónico.


No olvides compartir ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Recibe nuestros artículos