No olvides compartir con tus amigos ....

Por: Paul David Tripp

El tumulto de los años de la adolescencia no sólo se trata de las actitudes y acciones de los adolescentes, sino también de los pensamientos, deseos, actitudes y acciones de los padres. Los años de la adolescencia son difíciles para nosotros porque tienden a hacer evidente lo peor de nosotros.

Es en estos años cuando los padres se escuchan a sí mismos diciendo cosas que nunca pensaron que dirían. Los padres se encuentran a sí mismos reaccionando con acusaciones, manipulación por medio de la culpa, y ultimátums, respondiendo con un nivel de enojo que nunca pensaron que fuera posible. Es en estos años que los padres batallan con la vergüenza de estar relacionado con el adolescente que alguna vez, cuando era niño, fue la fuente de gran orgullo y gozo.

Es vital para nosotros confesar que la lucha de los años de la adolescencia no es sólo acerca de la biología y la rebelión adolescente. Estos años son difíciles para nosotros porque exponen los malos pensamientos y deseos de nuestro propio corazón. Hay un principio aquí que necesitamos reconocer. Mi madre lo dice así: “Nada hay que salga de un borracho que no estuviera allí desde el principio”.

Estos años son difíciles para nosotros porque rasgan la cortina y nos exponen. Es por eso que las pruebas son tan difíciles, no obstante, son tan útiles en las manos de Dios. No es que cambiamos radicalmente en un tiempo de prueba. ¡No! Las pruebas exponen lo que siempre hemos sido. Las pruebas desnudan las cosas para las cuales, de otra manera, seríamos ciegos.

Así también los años de la adolescencia exponen nuestra auto justicia, nuestra impaciencia, nuestro espíritu no perdonador, nuestra falta de amor servicial, la debilidad de nuestra fe, y nuestro deseo de comodidad y una vida fácil.

Síguenos en nuestras redes sociales! Si te gustaría obtener más información, noticias, artículos, videos y palabra de Dios puedes seguirnos en nuestra página de Facebooknuestro canal en Youtube y en Telegram¡Bendiciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.