No olvides compartir con tus amigos ....

Por: J. C. Ryle

Si es usted soltero o soltera, recuerde esto al escoger esposo o esposa. No basta con que le agrade su aspecto, que tengan los mismos gustos, que congenien en lo que piensan, que haya afecto y cariño y que luchen juntos por tener un hogar cómodo para toda la vida.

Se necesita algo más que esto. Hay una vida venidera. Piense en su alma, su alma inmortal. ¿Será impulsada hacia arriba o arrastrada hacia abajo por la unión que está planeando? ¿Será un matrimonio más celestial o más terrenal, vivido más cerca de Cristo o del mundo? ¿Su fe será cada vez más fuerte o más débil? Le ruego, por todas sus esperanzas de gloria, que incluya esto en sus cálculos. Decía el anciano Baxter: “Piense, piense y vuelva a pensar” antes de comprometerse. “No os unáis en yugo desigual con los incrédulos” (2 Co. 6:14). El matrimonio no se menciona en ninguna parte como un medio de conversión.

Tomado del libro «Santidad» de J. C. Ryle, puedes descargar el libro en este enlaceCLICK AQUÍ.

Síguenos en nuestras redes sociales! Si te gustaría obtener más información, noticias, artículos, videos y palabra de Dios puedes seguirnos en nuestra página de Facebooknuestro canal en Youtube y en Telegram¡Bendiciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.