No olvides compartir con tus amigos ....

Por: Teología sana.

El temor o el miedo son una de las armas más populares que el enemigo utiliza en contra de nosotros. Preocupaciones, ansiedades, miedos y demás cosas pueden abrumarnos y dejarnos en las sombras más oscuras controlando así cada una de nuestras decisiones, movimientos y pensamientos.   

Cuando tengas miedo o ansiedad consume una y otra vez estos versos y pide al Señor que ellos te ayuden a confiar más en Él y a disipar todo temor.

  1. “No temas, porque yo estoy contigo; no te desalientes, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré, ciertamente te ayudaré, sí, te sostendré con la diestra de mi justicia” – Isaías 41:10
  2. “En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor, porque el temor involucra castigo, y el que teme no es hecho perfecto en el amor” – 1 Juan 4:18 
  3. ”Cuando mis inquietudes se multiplican dentro de mí, tus consuelos deleitan mi alma” – Salmos 94:19
  4.  “Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio”. – 2 Timoteo 1:7 
  5. “Aunque pase por el valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estás conmigo; tu vara y tu cayado me infunden aliento” – Salmos 23:4
  6. “La ansiedad en el corazón del hombre lo deprime, más la buena palabra lo alegra” – Proverbios 12:25  
  7. “Por tanto, no os preocupéis por el día de mañana; porque el día de mañana se cuidará de sí mismo. Bástele a cada día sus propios problemas” – Mateo 6:34  
  8. “Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que Él os exalte a su debido tiempo, echando toda vuestra ansiedad sobre Él, porque Él tiene cuidado de vosotros”. – 1 Pedro 5:6-7 
  9. “Decid a los de corazón tímido: Esforzaos, no temáis. He aquí, vuestro Dios viene con venganza; la retribución vendrá de Dios mismo, más Él os salvará” – Isaías 35:4  
  10. “Porque todos le vieron y se turbaron. Pero enseguida El habló con ellos y les dijo: ¡Tened ánimo: soy yo, no temáis!” – Marcos 6:50
  11. Busqué al Señor, y él me respondió; me libró de todos mis temores. Salmo 34: 4
  12. El Señor mismo marchará al frente de ti y estará contigo; nunca te dejará ni te abandonará. No temas ni te desanimes. Deuteronomio 31:8
  13. No se angustien. Confíen en Dios, y confíen también en mí. Juan 14:1
  14. Así que podemos decir con toda confianza: «El Señor es quien me ayuda; no temeré. ¿Qué me puede hacer un simple mortal?» Hebreos 13:6

Síguenos en nuestras redes sociales! Si te gustaría obtener más información, noticias, artículos, videos y palabra de Dios puedes seguirnos en nuestra página de Facebooknuestro canal en Youtube y en Telegram¡Bendiciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.