No olvides compartir con tus amigos ....

Por: A. W. Tozer

En la multitud de mis pensamientos dentro de mí, tus consolaciones alegraban mi alma. Salmos 94:19

He estado pasando algo de tiempo con el Señor cada día, y me abruma ver lo bueno que ha sido Dios conmigo. Total y absolutamente bueno. Al reflexionar en su bondad y sus bendiciones en mi vida, me he llenado de un verdadero espíritu de gratitud.

Alguien podría mirarme y ver tal vez a un hombre que se está quedando calvo y que a simple vista parece un santo. Pero hermano, hermana, no me conocen. No saben de mi pasado, no conocen mi naturaleza, no conocen mis tentaciones. No me conocen. No se hagan falsas ideas sobre las alas de ángel que suponen tengo en la espalda. No soy esa clase de hombre.

Si no fuera por la gracia de Dios me estaría asando en el infierno o languideciendo en una cárcel. Si la bondad de Dios no me hubiera encontrado, rodeado y perdonado, el gobierno de Estados Unidos hace rato que me tendría en algún lugar, tras las rejas.

Tengo que dar testimonio de que Dios y su amorosa bondad han hecho que mi vida sea razonablemente decente. No porque yo sea bueno, sino porque Dios lo es.

Salte de alegría lleno el corazón,
La abatida y pobre humanidad;
Dios se compadece viendo su aflicción,
Y le muestra buena voluntad.
Lata en nuestros pechos noble gratitud
Hacia el que nos brinda redención;
Y a Jesús el Cristo, que nos da salud,
Tributemos nuestra adoración.
William  O. Cushing (1823 -1902)


¡Alabado sea tu maravilloso nombre, oh Cristo! Me regocijo, no en mis logros sino en lo que tu bondad me ha permitido hacer con mi vida para tu honra y tu gloria. Amén y amén

ARTÍCULO RELACIONADO No hay funeral a la vista para la fe de nuestros padres – A. W. Tozer

Síguenos en nuestras redes sociales! Si te gustaría obtener más información, noticias, artículos, videos y palabra de Dios puedes seguirnos en nuestra página de Facebooknuestro canal en Youtube y en Telegram¡Bendiciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.