No olvides compartir con tus amigos ....

Por: Norman Geisler

Este artículo forma parte de la serie: Respuestas a las sectas

TEXTO:

Y aconteció que al sepultar unos a un hombre, súbitamente vieron una banda armada, y arrojaron el cadáver en el sepulcro de Eliseo; y cuando llegó a tocar el muerto los huesos de Eliseo, revivió, y se levantó sobre sus pies. (2 Reyes 13:21 RV 1960)

TERGIVERSACIÓN:

El texto dice que “estaban unos sepultando a un hombre cuando súbitamente vieron una banda armada, entonces arrojaron el cadáver en el sepulcro de Eliseo. Pero tan pronto tocó el muerto los huesos de Eliseo, revivió y se puso en pie (1 Reyes 13.21).

Los católicos citan este versículo para apoyar su práctica de venerar reliquias (Ott, 1960, p. 319)

CORRECCIÓN DE LA TERGIVERSACIÓN:

Este versículo no justifica la veneración de reliquias, como tampoco justificaría la veneración de otros medios físicos que Dios ha usado para realizar milagros, como: la vara de Moisés, la serpiente de bronce en el desierto, el lodo que Jesús usó para sanar al ciego, o las manos que los apóstoles usaron para sanar enfermedades.

De hecho, la Biblia condena el uso de la serpiente de bronce para fines idólatras. En la  campaña de Ezequías contra la idolatría de Judá, la Biblia nos dice: “Quitó los lugares altos, quebró las imágenes , rompió los símbolos de Asera e hizo pedazos la serpiente de bronce que había hecho Moisés, porque hasta entonces los hijos de Israel le quemaban incienso” (2 R 18.4)

Dios ordenó claramente a su pueblo que no hiciera imágenes y que no se inclinara ante ellas en un acto de devoción religiosa (Ex 20: 4.5). Este es el mismo error de los paganos que “honraron y dieron culto a las criaturas antes que al Creador” (Ro. 1:25)

Tomado de “Respuestas a las sectas” de Norman Geisler p. 65 -66

Sobre el autor: El Dr. Norman Geisler es autor o coautor de unos cincuenta libros y centenares de artículos. Él ha enseñado en la universidad y a nivel de graduados por cuarenta y tres años. Ha dado conferencias y presentado debates en cincuenta estados y en veinticinco países de todos los continentes. Él tiene un doctorado en filosofía de la Universidad de Loyola y ahora sirve como Presidente del Southern Evangelical Seminary (Seminario Evangélico del Sur). Su esposa, Barbara Jean es graduada del Fort Wayne Bible College. Ellos tienen seis niños y diez nietos.

LEE TAMBIÉN → ¿Fueron David y Jonatán homosexuales? – Norman Geisler

Síguenos en nuestras redes sociales! Si te gustaría obtener más información, noticias, artículos, videos y palabra de Dios puedes seguirnos en nuestra página de Facebooknuestro canal en Youtube y en Telegram¡Bendiciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *