No olvides compartir con tus amigos ....

Por: Martyn Lloyd Jones

El pecado pervierte. Por tanto, dice nuestro Señor, ‘si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti.’ Cuan cierto es que el pecado hace esto. Es algo tan pervertidor y devastador que convierte los instrumentos mismos que Dios me ha dado, y que son para mi bien, en enemigos míos. Los instintos de la naturaleza humana no son malos. Dios los ha dado; son excelentes. Pero estos mismos instintos, a causa del pecado, se han convertido en nuestros enemigos.

Lo que Dios puso en el hombre para hacerlo hombre, y para capacitarlo para vivir, se ha convertido en causa de caída. ¿Por qué? Porque el pecado todo lo enreda, de modo que dones preciosos como las manos o los ojos se pueden convertir en inconvenientes para mí, y tengo que, metafóricamente, cortarlas o sacarlos. Tengo que librarme de ello. El pecado ha pervertido al hombre, convirtiendo lo bueno en malo.

LEE TAMBIÉN → No habrá ningún Rapto secreto de la iglesia – Martyn Lloyd Jones

Síguenos en nuestras redes sociales! Si te gustaría obtener más información, noticias, artículos, videos y palabra de Dios puedes seguirnos en nuestra página de Facebooknuestro canal en Youtube y en Telegram¡Bendiciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.