No olvides compartir con tus amigos ....

Por: John MacArthur

El razonamiento humanista y supersticioso, combinado con el sentimentalismo, tienen mucho que ver con la idea de ángeles guardianes individuales. Aunque se afirma que este concepto tiene una base bíblica, un análisis más profundo de los textos que se suelen usar de apoyo demuestra lo contrario.

Se han utilizado los casos de Jacob (Gn. 48:16) y del salmista (Sal. 34:7) para respaldar la idea del ángel guardián. Sin embargo, estos pasajes hablan del “ángel de Jehová” de forma indirecta (Jacob se refiere en Gn. 48:16 a su encuentro en Gn. 32:24-30) o en forma directa (el salmista comenta de forma general las múltiples apariciones en la historia de Israel, desde Génesis hasta Jueces). Ninguno de estos textos alude a ángeles guardianes personales.

Después de que Pedro escapara de la cárcel con ayuda de un ángel (Hch. 12:6-11), se dirigió a casa de María, la madre de Juan Marcos (12:12). La criada, Rode, informó al grupo de oración que Pedro estaba en la puerta, pero ellos insistían: “¡Es su ángel!” (12:13-15). Existen dos posibles explicaciones para esta respuesta, y ninguna de ellas implican a un “ángel guardián”. En primer lugar, es probable que dieran por sentado que Pedro había sido decapitado como Jacobo (12:1-2), y que esta era una aparición de Pedro desde el más allá (según la superstición judía). En segundo lugar, también es posible que el uso del término griego ángelos aquí (12:15) se refiera a un mensajero humano que viniera a informar de la muerte de Pedro, a pesar de sus oraciones para que el resultado fuera otro.

El texto bíblico que con mayor probabilidad enseña sobre los ángeles guardianes es Mateo 18:10: “Porque os digo que sus ángeles en los cielos ven siempre el rostro de mi Padre que está en los cielos”. Sin embargo, esto no sugiere que cada creyente tenga un ángel guardián individual, sino más bien que los ángeles sirven a los creyentes de forma colectiva y en general; con frecuencia, múltiples ángeles ayudan a una persona a la vez, como el grupo de ángeles que llevaron a Lázaro al cielo (Lc. 16:22), el ejército de ángeles que peleó a favor de Israel (2 R. 6:17), y los ángeles a los que Dios les ordenó que protegieran a aquellos que buscan refugio a la sombra del Todopoderoso (Sal. 91:11).

La Biblia no nos indica de manera específica cómo funciona esto, para quién ni cuándo. Sin embargo, aunque las Escrituras afirmen con claridad que los ángeles son espíritus ministradores (He. 1:14), no está aseverando aquí que haya ángeles guardianes individuales para cada persona viva en el mundo, en algún momento.

Tomado de “Teología sistemática” de John MacArthur p. 738 -739

LEE ADEMÁS → ¿Qué enseña la Biblia sobre el ayuno? – John MacArthur

MÁS ARTÍCULOS DE JOHN MACARTHUR → CLICK AQUÍ.

Síguenos en nuestras redes sociales! Si te gustaría obtener más información, noticias, artículos, videos y palabra de Dios puedes seguirnos en nuestra página de Facebooknuestro canal en Youtube y en Telegram¡Bendiciones!

Un comentario en «¿Qué hay de los ángeles guardianes (Mt. 18:10)? – John MacArthur»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.