No olvides compartir con tus amigos ....

Por: Paul D. Tripp

Entender esto es esencial: La vida cristiana, la iglesia y nuestra fe no tratan sobre nosotros; tratan sobre Él —de Su plan, Su reino, Su gloria

En rea​li​dad, esta es la ba​ta​lla de ba​ta​llas. Para nin​gu​no de no​so​tros es algo in​tui​ti​vo. Es aque​llo que oca​sio​na vi​das desas​tro​sas y re​la​cio​nes con​flic​ti​vas. Es lo que des​vía nues​tros pen​sa​mien​tos y se​cues​tra nues​tros de​seos. Es aque​llo que, más que cual​quier cosa, re​fuer​za nues​tra ne​ce​si​dad de la gra​cia. Es aque​lla ba​ta​lla de la que uno nun​ca po​drá esca​par. Es aquel lu​gar don​de diez de cada diez ne​ce​si​tan ser res​ca​ta​dos. Es la ba​ta​lla que Dios pe​lea a nues​tro fa​vor, para ayu​dar​nos a re​cor​dar que la vida no tra​ta solo de no​so​tros, tra​ta de Dios —de Su plan, Su rei​no y Su glo​ria.

Esta es pre​ci​sa​men​te la ra​zón de por qué las pri​me​ras pa​la​bras de la Bi​blia pu​die​ran ser las más im​por​tan​tes: “Dios, en el prin​ci​pio”. ¿Por qué son tan im​por​tan​tes? Por​que es​tas pa​la​bras  cam​bian todo, des​de la for​ma como pien​sas so​bre tu iden​ti​dad, tu sig​ni​fi​ca​do y tu pro​pó​si​to, has​ta la for​ma como abor​das las ta​reas humanas más tri​via​les. Todo lo creado fue he​cho por Dios y para Dios. To​das las glo​rias del mun​do crea​do fue​ron di​se​ña​das para apun​tar a Su glo​ria. El uni​ver​so es Suyo, di​se​ña​do para fun​cio​nar de acuer​do a Su pro​pó​si​to y plan. Eso te in​clu​ye a ti y a mí. No fui​mos he​chos para vi​vir vi​das in​de​pen​dien​tes y au​to​di​ri​gi​das. No fui​mos crea​dos para exis​tir de acuer​do a nues​tros pe​que​ños pla​nes egoís​tas, vi​vien​do para nues​tros pro​pios mo​men​tos de glo​ria. ¡No! ¡Fui​mos crea​dos para vi​vir para Él!

¿Dón​de se su​po​ne que la vida pia​do​sa debe ser ex​pre​sa​da? No solo en la di​mensión re​li​gio​sa de nues​tras vi​das, sino en cada as​pec​to de nues​tra exis​ten​cia. Me en​can​ta cómo Pa​blo des​cri​be esto en 1 Co​rin​tios 10:31: “Ya sea que co​man o be​ban o ha​gan cual​quier otra cosa, há​gan​lo todo para la glo​ria de Dios”. Cuan​do Pa​blo pien​sa en el lla​ma​do a vi​vir para la glo​ria de Dios, no pien​sa pri​me​ro en los mo​men​tos más es​pec​ta​cu​la​res y es​pi​ri​tua​les de la vida. Aun las ta​reas más re​gu​la​res e in​sig​ni​fi​can​tes de  mi vida de​ben ser mol​dea​das y di​ri​gi​das por un de​seo pro​fun​do por la glo​ria de Dios. Aho​ra, no sé tú, pero yo, en el aje​treo de la vida, pier​do de vis​ta la exis​ten​cia de Dios, ¡y más aún la exis​ten​cia de Su glo​ria!

Em​pe​ce​mos este nue​vo año ad​mi​tien​do que no hay nada  que sea me​nos na​tu​ral para no​so​tros que vi​vir para la glo​ria de otro. Esta ad​mi​sión no con​du​ce a la de​sespe​ran​za, sino a la es​pe​ran​za. Dios sa​bía que, como pe​ca​dor, tú ja​más podrías vivir de esta ma​ne​ra, así que en​vió a Su Hijo para vi​vir la vida que no po​días vi​vir, a mo​rir en tu lu​gar y a re​su​citar al ter​cer día, con​quis​tan​do el pe​ca​do y la muer​te. Hizo esto no solo para que fue​ras per​do​na​do por bus​car tu propia glo​ria, sino para que tu​vie​ras toda la gra​cia ne​ce​sa​ria para vi​vir para Su glo​ria. Cuan​do ad​mi​tes tu ne​ce​si​dad de ayu​da, Dios te co​nec​ta con el res​ca​te que ya ha pro​vis​to en Su Hijo, Je​sús. Ob​tén esa es​pe​ran​za y res​ca​te el día de hoy.

Para pro​fun​di​zar y ser alen​ta​do: Sal​mo 115

Fuente: NUE​VAS MI​SE​RI​COR​DIAS / Paul Da​vid Tripp © 2015 por Poie​ma Pu​bli​ca​cio​nes p, 12. versión digital

LEA TAMBIÉN → Ya no hay ira para un hijo de Dios – Charles Spurgeon

Síguenos en nuestras redes sociales! Si te gustaría obtener más información, noticias, artículos, videos y palabra de Dios puedes seguirnos en nuestra página de Facebooknuestro canal en Youtube y en Telegram¡Bendiciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.