No olvides compartir con tus amigos ....

Por: John Piper

Antes de que la respuesta pueda ser dada a esa pregunta, debemos preguntarnos ¿Qué pecador? Lo cual puede parecer extraño supongo, el pecador que puede arrepentirse genuinamente, confiar genuinamente, ser genuinamente cambiado para amar a Cristo, quien profundamente lamenta una vida desperdiciada prefiriendo al mundo en vez de Cristo, ese es un tipo de pecador quien pueda tratar de arrepentirse.

Pero hay pocas razones para pensar que cualquiera que pospuso el arrepentirse y amó el pecado durante toda su vida podría alguna vez llegar a convertirse en ese tipo de pecador al final, quien genuinamente se arrepiente, genuinamente confía, que genuinamente ama a Jesús, que genuinamente odia el pecado, que genuinamente lamenta toda una vida de estar pecando.

El error que muchos cometen cuando contemplan la posibilidad de posponer a Cristo, es que ellos piensan que es como tronar los dedos, que es como elegir que comer o no comer, no es así, tu no puedes elegir como ir hacia a la muerte, tu no puedes elegir dejar de amar el mundo, especialmente cuando tu lo has amado durante 70 u 80 años, me pregunto si las personas que contemplan esta posibilidad y se preguntan sobre ella leen Romanos 8:7:

“Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden”

Es por eso que digo, si vas a preguntarte ¿puede un pecador arrepentirse al momento preciso de su muerte? Yo digo ¿que pecador? Este no puede, y el no puede no es porque Dios no lo dejará, pero él no tiene en si el poder cambiarse a si mismo, dice: no puedo soy un amante de la carne o 1 corintios 2:14 “Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.” entonces, si una persona piensa que al llegar a ese momento en su vida, solo tronará sus dedos y dirá:
Bueno ahora puedo dejar de ser una persona que se debe a su carne y puedo dejar de ser una persona esclavizada al pecado”

Ellos no tienen esa libertad para hacerlo, no pueden tronar sus dedos y convertirse en un tipo diferente de persona después de años y años, hay un endurecimiento que una persona puede alcanzar después del cual Dios no va tratar con ella nunca más.

Oh, recuerdo a mi padre predicando esto a personas jóvenes cuando era un niño y contado historias de personas jóvenes que se salieron de una reunión y dijeron: “Tal vez después Pastor, tal vez después tome serio a Cristo”
Y murieron al ser atropellados por un tren de camino hacia sus hogares y veía las lagrimas correr por la cara de mi padre, esta era una historia real de la cual estaba hablando en una de sus campañas.

Pero la respuesta a la pregunta que esta persona puede estar haciendo es:

¿Si mi mama tiene 80 años, puede ser ella salva ? Si ella va a morir dentro de dos días y está con un respirador, ¿puede ella ser salva después de haber vivido toda su vida?

Y la respuesta a eso es: el ladrón en la cruz que vivió toda su vida en pecado y el miro a Jesús, en las mismas horas finales de su vida y dijo: “acuérdate de mi por favor y Jesús lo miro y dijo: hoy estarás conmigo en el paraíso,”

Esas son palabras realmente dulces para la persona que ha vivido toda su vida y ahora realmente, ¡realmente! se lamenta por haberla desperdiciado y la razón por la que es posible para una persona en la ultima hora pueda ser salva, es porque por gracia ha sido salvada, no es por lo que tu haces, es el regalo de Dios, no por obras, no por una larga vida de obras, no por las obras en las ultimas horas, no por obras, para que nadie se gloríe.

Jesús dio una parábola sobre los trabajadores en la viña unos trabajaron todo el día y otros solo una hora al final del día y Jesús les pago a todos lo mismo y cuando la gente que trabajo todo el día se enojo, Jesús dijo: “ acaso no tengo permitido hacer lo que decida hacer con la gente que me pertenece a mi, o ustedes están criticando mi generosidad? ustedes son malos porque yo soy bueno, en otras palabras dice: “soy libre, puedo mostrar gracia a las personas en la ultima hora del día si elijo hacerlo, entonces sean agradecidos ustedes tienen lo suyo y yo daré lo que quiera dar al que quiera dárselo”.

Entonces yo creo que las palabras para todos nosotros en esto es, he aquí ahora es el tiempo favorable y el ahora es para el niño de 14 años, ¡ahora!, o para el de 80 años, ¡ahora! ¡Hoy es el día de salvación! y Hebreos 3:13:
“antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: ¡Hoy! ; para que ninguno de vosotros se endurezca”

Entonces la pregunta finalmente es ¿puede o salvará Dios a quien en su última hora se arrepiente verdaderamente? Ciertamente lo hará, y la pregunta es ¿será capaz de arrepentirse? Y advertiré a todos, tu no puedes asumir que tendrás la posibilidad de arrepentirte si rechazas y haces a un lado a Jesús ahora.

Transcripción y traducción del episodio 178 de Ask Pastor John —Pregunta al Pastor John— por gustavo Morel.

LEE TAMBIÉN → ¿Debe la iglesia reunirse en casas? | John Piper

MÁS ARTÍCULOS DE JOHN PIPER → CLICK AQUÍ.

Síguenos en nuestras redes sociales! Si te gustaría obtener más información, noticias, artículos, videos y palabra de Dios puedes seguirnos en nuestra página de Facebooknuestro canal en Youtube y en Telegram¡Bendiciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.