No olvides compartir con tus amigos ....

Por: Paul Washer

Queridos hermanos en Cristo, si están casados con una mujer cristiana están casados con una de las hijas de Dios. Lo peor que pueden hacer es herir a esa mujer. Si fallan en el ministerio, Dios tendrá misericordia. Si no estudias la biblia todos los días Dios tendrá misericordia. Si hieres a su hija, entonces deberías tener temor.

Voy a hablarles principalmente a los hombres porque el hombre es el que dirige el matrimonio, y de muchas maneras ellos determinarán la calidad del matrimonio.

Ahora vamos al libro de Efesios capítulo 5, versículos del 22 al 23 (leer) La Biblia calmamente enseña que el esposo es la cabeza de su esposa. Ahora, algunas de las damas pueden estar en desacuerdo con eso. Realmente no me importa porque simplemente están equivocadas. Es exactamente lo que la Biblia dice. El esposo es la cabeza de la esposa.

Ahora, algunos de los esposos están sacando el pecho y golpeándose como grandes gorilas “escuchaste eso mujer. Yo soy la cabeza de la casa. Yo soy el rey, el rey ha llegado”. Eso no es lo que significa, nosotros no somos la cabeza de nuestras esposas como Cesar fue la cabeza de Roma.

Nosotros somos la cabeza de nuestras familias así como Cristo es la cabeza de su iglesia. […] Así que cuando hablamos de ser la cabeza de la esposa y la cabeza de la familia estamos hablando sobre algo diferente de lo que la mayoría de la gente entiende.

Por la palabra estoy obligado a servir a mi esposa y ella esta obligada a respetar mi liderazgo. Pero ¿cuál es el propósito para mí en dirigir a mi esposa? Si una esposa ve a su esposo y ve a un hombre egoísta, que básicamente hace todo para si mismo y usa su liderazgo para promover sus propios deseos, ella se va a convertir en una mujer enojada y amargada.

Pero si ve a su esposo y ve que es un hombre entregado en obediencia a la voluntad de Dios, y todo lo que hace lo hace para la gloria de Dios y para su reino y para el beneficio de su esposa y para el beneficio de sus hijos, va a ser mucho más fácil para esa mujer respetar y someterse a su esposo.

Ahora, solo quiero hablar brevemente sobre el liderazgo y lo que eso significa. No significa que yo soy el Señor de mi esposa, o un dictador. Significa que soy una autoridad bíblica. Permítanme darles una ilustración. Vamos a decir que yo tengo que tomar una decisión muy importante acerca de que si nos mudamos o no a otro lugar del país, o cualquier decisión importante surge. Como cabeza de la casa, yo simplemente tomo la decisión, no. oro acerca de ello, lo discuto con mi esposa, oramos juntos acerca de ello y si estamos de acuerdo, tomamos una decisión.

Pero vamos a decir que yo hablo con mi esposa sobre ello y oramos sobre ello, y no estamos de acuerdo, entonces como cabeza de la casa, tomo la decisión. No. Cuando mi esposa no está de acuerdo conmigo en algo, eso es para mí como una bandera roja en advertencia.

Entonces, ella y yo vamos a hablar sobre ello y orar sobre ello, hasta que estemos en unidad. Pero, ¿qué pasa si llega un punto en el que no estamos unidos pero la decisión se tiene que tomar? Entonces es mi terrible responsabilidad tomar la decisión y es su responsabilidad respetarla. Y si estoy en lo correcto, yo no debería ir con ella y decirle “¿ves? Te lo dije”.

Pero si después me doy cuenta de que me equivoqué, ella tampoco debe hacerlo. La decisión se tenía que tomar. Yo tenía que tomarla ¿se dan cuenta de que terrible responsabilidad es eso? Si dirijo a mi familia y estoy equivocado, voy a tener que rendir cuentas ante el trono de Dios. Es por eso que mi esposa ora por mi y se compadece de mi. Porque ella sabe que voy a tener que presentarme ante Dios para rendirle cuentas.

Ella sabe que su esposo tiene una responsabilidad terrible. Otra cosa de la que me doy cuenta es esto: si tomo la decisión equivocada, puedo herir a toda mi familia. Un hombre que no es un hombre espiritual, y no está renovando su mente en la palabra de Dios, para conocer la voluntad de Dios, es un peligro para su familia.

Tenemos el río Amazonas en Perú, es muy grande y peligroso. Esto es lo que la tribus, las tribus cristianas, dicen sobre el hombre que no es espiritual. Dicen que un hombre no espiritual es como un hombre borracho conduciendo su lancha por el Río Amazonas en la noche. Con su familia en el asiento trasero, podría matarlos a todos.

Es por eso que algunos de ustedes que están saliendo con alguien… lo que están haciendo es incorrecto. Primero que nada porque salir con alguien no es bíblico, y segundo, porque aún no se han convertido en hombres espirituales, y no pueden dirigir a esa mujer bíblicamente. Y debido a que no eres un hombre espiritual, y tú y tu novia ya han tenido muchos problemas y han hecho muchas cosas que no debieron de haber hecho, esto es serio.

LEE TAMBIÉN Unas palabras para los casados – Paul Washer

Síguenos en nuestras redes sociales! Si te gustaría obtener más información, noticias, artículos, videos y palabra de Dios puedes seguirnos en nuestra página de Facebook ,  nuestro canal en Youtube  y en  Telegram . ¡Bendiciones!

2 comentarios en «Las responsabilidades en el matrimonio – Paul Washer»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.