No olvides compartir con tus amigos ....

Por: Paul Washer

El marido cree que debe darle a su esposa lo que él cree que se merece y la esposa responde al marido de acuerdo con lo que ella cree que se merece. Y esa es la fuente de todas nuestras luchas.

Básicamente, el hombre dice: «Si mi esposa me respeta, la amaré». Y la mujer dice: «Si mi marido me ama, me someteré a él». ¡Pero esto es una mentira! Nos estamos engañando a nosotros mismos. ¿Porque? Usted está diciendo que obedecerá si a su esposo o esposa le va bien. Pero Dios siempre trabaja bien. Dios nunca ha fallado y usted se niega a someterse a él.

Hay algo de lo que debes darte cuenta: Dios es el centro del matrimonio y debo comportarme de acuerdo con lo que él me dice y no de acuerdo con lo que mi esposa merece. El hombre dice: «Bueno, cuando mi esposa me respete, la amaré». Pero aquí está el problema. La esposa siempre fracasará. El respeto de la esposa nunca será perfecto. Entonces el hombre siempre tendrá una excusa para no amar a su esposa.

Asimismo, la mujer dice: «Solo respetaré a mi esposo cuando me ame». Pero su amor siempre tendrá defectos. ¡Siempre! Y la mujer siempre tendrá excusas para no respetar a su marido.

Sin embargo, esto es lo que tienes que entender: es Dios quien te ordena estas cosas. Y Dios. nunca pone excusas por tu desobediencia. Tengo que amar a mi esposa, incluso si parece que no se lo merece. Y tendrá que respetarme cuando, a veces, no soy digno de su respeto.

ARTÍCULO RELACIONADOUnas palabras a los hombres como cabezas del hogar – Paul Washer

Síguenos en nuestras redes sociales! Si te gustaría obtener más información, noticias, artículos, videos y palabra de Dios puedes seguirnos en nuestra página de Facebook ,  nuestro canal en Youtube  y en  Telegram . ¡Bendiciones!

3 comentarios en «Unas palabras para los casados – Paul Washer»
  1. No comprendo bien para qué nos sirven tantos mandamientos y obligaciones ! Sí hemos nacido de nuevo verdaderamente y amamos a Dios, debería funcionar. Tú Abarcas el mundo entero y sus conflictos y tentaciones pero no puedes resolver lo más sencillo.Descansen. Paz a vosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.