No olvides compartir con tus amigos ....

Las sombras y misterios sobre la Iglesia Católica han marcado la historia de la humanidad. Desde el Vaticano se ejerce no solo el centro del poder religioso, sino que además se tejen hilos políticos capaces de llegar a los rincones más recónditos de la tierra. La institución no siempre ha ejercido un papel tan ejemplar. Las luchas y las intrigas, en el propio núcleo de la “ciudad de Dios”, dejan mucho en que pensar. La figura del Sumo Pontífice tendría que ser la del auténtico «emisario» de Dios en la tierra. Sin embargo, los Papas más depravados de la historia bien demuestran cuán cuestionable es esta consigna. Hoy  te contaremos sobre quiénes fueron los peores Papas de la historia.

Los 7 Papas más depravados de la historia

Acciones políticas, intrigas, alianzas y corruptelas, marcan la historia de la Santa Sede. Descubramos juntos quienes fueron los peores Papas de la historia y por qué son considerados de esta manera.

1. Esteban VI (896-897)

Iniciamos este recorrido por las historias de los Papas mas corruptos de la Iglesia Católica, con Esteban VI. Fue elegido Papa con el apoyo del rey de Italia y emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Lamberto de Spoleto. Se le recuerda especialmente por la exhumación del cadáver del papa Formoso, muerto previamente, en lo que se ha dado en llamar “concilio cadavérico” o “sínodo del terror”.

Esteban VI desposeyó al cadáver de sus vestiduras sagradas, mandó a cortarle dos dedos de la mano derecha y ordenó arrojar el cuerpo al Tíber. Aquellas acciones dantescas generaron tal escándalo, que no solo fue encarcelado, sino que después protagonizó una de las peores y más terribles muertes de Papas en la historia, por un cruel estrangulamiento.

2. Sergio III (904-911)

Otro de los los peores Papas de la historia fue Sergio III. Se dice de él que ordenó el asesinato de sus dos predecesores inmediatos, León V y Cristóbal, y además que tuvo un hijo ilegítimo que luego se convertiría también en Papa (Juan XI). Ejerció su poder sin tapujos para favorecer a su clase. Además, mantuvo una vida sexual licenciosa y escandalosa, siendo público su romance con una amante treinta años más joven. Su pontificado fue calificado como “lamentable y triste”. A partir de él, la iglesia comenzó “los siglos oscuros”.

3. Juan XII (955-964)

Otro de los nombres que se destacan entre los Papas más depravados de la historia es el de Juan XII. Sin duda que pasó a la historia como uno de los más nefastos de la Iglesia católica, caracterizándose por su pasión por la guerra, la persecución y los instintos carnales. Tan así era, que fue conocido como “el Papa fornicario”. De una paupérrima moral, era aficionado a placeres carnales y a la vida disoluta, sin ningún tipo de inhibición. Dicen que prácticamente convirtió el papado en un burdel, y Roma padeció una corrupción moral como pocas veces en su historia.

En el ámbito político, se alió a Otón I, a quien coronó como emperador en el año 962 del Sacro Imperio Romano Germánico. Esta alianza, conocida como Privilegium Othonis, otorgaba al emperador el poder de aprobar la consagración de los papas. Pero Juan XII también lo traicionó. Rompió su juramento de fidelidad y llamó a los bizantinos, a los húngaros y a los príncipes italianos para luchar contra Otón. Dos versiones hay de su muerte: una, que murió asesinado por el marido de una de sus amantes –que lo había pillado in fraganti en la cama con su mujer–, y otra, de una apoplejía en pleno acto sexual.

4. Benedicto IX (1032-1048)

Otro de los peores Papas de la historia fue Benedicto IX, que incluso ha llegado a ser considerado como «una desgracia para la silla de San Pedro». Aunque fue sobrino de quienes lo precedieron, su comportamiento fue totalmente distinto: se sabe muy poco, pero sí se conoce que gustaba de pervertir a niños pequeños en el palacio de Letrán. Su nombre secular era Teofilacto.

Fue elegido papa muy joven (no a los 12 años, como cuentan algunas leyendas, pero sí probablemente a los 20 o 25), y mantuvo el pontificado en tres períodos distintos: de 1032 a 1044, de abril a mayo de 1045 y de noviembre de 1047 a julio de 1048, durante los cuales fue expulsado de Roma y atacó la ciudad para volver a ser Papa. De él escribió San Pedro Damión: “fue un desdichado que festejaba la inmoralidad, un demonio del infierno disfrazado de sacerdote”.

5. Inocencio IV (1243-1254)

Otro nombre infaltable en el listado de los peores Papas de la historia es el de Inocencio IV. Se llamó Sinibaldo dei Fieschi, y fue quien aprobó la tortura para obtener así confesiones de herejía. También excomulgó a Federico II Hohenstaufen, quien controlaba para la época los estados pontificios, por no organizar una nueva cruzada, y dictó la bula Agni sponsa nobilis, donde declaraba el poder supremo de la Iglesia frente a cualquier gobernante.

Mediante intrigas y guerras, recuperó el reino de Sicilia para el Papado y lo ofreció a diversos príncipes. Intervino además en la política de Inglaterra, Austria, Hungría y Portugal. Fue también quien proclamó la pena de muerte de los herejes relapsos, que eran los que se resistían a abjurar de sus creencias.

6. Urbano VI (1378-1389)

Urbano VI fue protagonista del Cisma de Occidente, cuando hubo nada menos que tres papas. Su nombre secular fue Bartolomeo Prignano, y el primero de nacionalidad italiana luego del “papado de Aviñón”, lapso de casi 70 años. También fue el último Papa elegido sin ser antes cardenal. Se ganó la inclusión como uno de los peores Papas de la historia gracias a su actitud tiránica, cruel y su gusto por la tortura. Reprochaba constantemente al colegio cardenalicio por su lascivia, lujos y vida disoluta. Y no dudaba en aplicar sangrientos métodos de tortura para todo aquel que se negara a sus imposiciones. Tan sangriento era su carácter, que incluso llegó a quejarse de que los gritos de sus torturados no eran lo suficientemente fuertes.

7. Sixto IV (1471-1484)

Sixto IV también fue uno de los Papas más depravados de la historia. Su nombre de pila era Francesco Della Rovere. Perteneció a la orden franciscana, y como muchos otros, practicó el nepotismo. Aunque estuvo en contra de los abusos de la Inquisición, que bajo la amenaza de Fernando II de Aragón de retirarle su apoyo militar tuvo que suscribir, vendió indulgencias. Estableció la inquisición en Sevilla, y nombró a Torquemada Gran Inquisidor de Castilla, y luego de Aragón.

Bajo su papado se hizo la Capilla Sixtina (en homenaje a él lleva su nombre), pero también, al mismo tiempo, impuso un tributo a las prostitutas romanas por sus servicios, a las cortesanas que vivieran con miembros de la Curia, y a los nobles que quisieran acostarse con vírgenes de familias nobles romanas. Fue considerado también uno de los más importantes urbanistas del Vaticano. Dicen las malas lenguas que quiso legalizar la sodomía, pero la muerte se lo llevó antes de poderlo hacer.

Sin duda que la Iglesia Católica está plagada de épocas sombrías, en las que ha arrojado más oscuridad que luz sobre los hombres. Estas reflexiones sobre los peores Papas de la historia, bien que lo demuestran. Y tu, ¿Habías escuchado hablar sobre alguno de los Papas más depravados de la historia? Déjanos tus opiniones en un comentario. Estaremos deseando leerte.

LEE TAMBIÉNFalsos maestros: El Papa Francisco

Síguenos en nuestras redes sociales! Si te gustaría obtener más información, noticias, artículos, videos y palabra de Dios puedes seguirnos en nuestra página de Facebook ,  nuestro canal en Youtube  y en  Telegram . ¡Bendiciones!

Un comentario en «Los 7 Peores Papas de la Historia | Polémicas de la Iglesia Católica»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.