No olvides compartir con tus amigos ....

Por: John MacArthur

Las Escrituras no dicen nada sobre los modos en que se deben enterrar los cuerpos de los creyentes. La práctica estándar en el Antiguo Testamento y en el Nuevo Testamento fue el entierro. Saúl y Jonatán fueron incinerados por los Israelitas después de sus muertes, pero no era una práctica normal en Israel. Sus cuerpos fueron mutilados por los Filisteos, así que la decisión fue incinerarlos, y después enterrar sus cenizas (1 Samuel 31:8-13). Acán, y su familia, fueron incinerados después de su ejecución por haber pecado contra Israel, cuál otra vez parece ser una excepción a las prácticas de los entierros normales entre los Israelitas.

Cuando nos damos cuenta que todos los cuerpos eventualmente se pudren, ¡un cuerpo que ha sido incinerado no está peor! Y por supuesto, sabemos que Dios nos dará nuevos cuerpos glorificados, hayan sido sepultados, incinerados, decapitados, o hundidos en el mar. Una cosa positiva del entierro sin cremación es el cuadro de la muerte, entierro y resurrección de Jesús que es significativo en describir nuestros cuerpos nuevos (Romanos 6:3-5; 1 Corintios 15:3-4). Sin embargo, no es un asunto correcto o incorrecto. La preocupación sobre el costo de funerales es entendible, entonces tenga la seguridad que es parte de su libertad cristiana poder escoger cualquier opción que decida.

LEA TAMBIÉN → ¿Pueden los creyentes perdonar pecados? – John MacArthur

Síguenos en nuestras redes sociales! Si te gustaría obtener más información, noticias, artículos, videos y palabra de Dios puedes seguirnos en nuestra página de Facebooknuestro canal en Youtube y en Telegram¡Bendiciones!

2 comentarios en «¿Qué dice la Biblia sobre la incineración/cremación ? – John MacArthur»
  1. Pastor Mac Acthur es verdad todo lo que explica pero una pregunta acaso nuestro Señor Jesucristo no es nuestro ejemplo o a seguir en todo? Y como bien usted explica los casos de incineración fueron contados y excepcionales. Entonces la cremación es un ejemplo a seguir?

    1. Cuando la Escritura no habla claro sobre un asunto, creo también que nuestro ejemplo siempre es nuestro amado Jesús, El siempre cuando habló del cuerpo muerto, lo hizo en los términos de enterrarlo como vemos en muchos ejemplos, y también era lo que se hacía. Lo de incinerar los muertos era una tradición pagana,y no habitual entre Israel y tampoco de los cristianos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.