No olvides compartir con tus amigos ....

Por: J. C. Ryle.

Si algo sabemos de crecimiento y de la gracia y anhelamos saber más, no nos sorprenda que tengamos que pasar por muchas pruebas y aflicciones en este mundo.

Creo firmemente que esta es la experiencia de casi todos los santos más insignes. Les sucedió igual que a su bendito Maestro que fue «despreciado y desechado entre los hombres» y tuvo que «perfeccionase por aflicciones» (Is. 53:3; He. 2:10).

Es impactante lo que dijo de nuestro Señor cuando declaró: «Todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto» (Jn. 15:2). Es un hecho lamentable que la prosperidad continua temporal, por regla general, obra en detrimento del alma del creyente. No podemos aguantarlo. Las enfermedades, pérdidas, cruces, ansiedades y desencantos parecen ser absolutamente necesarios para mantenernos humildes, en guardia y en un buen nivel espiritual.

Aquellas aparentes calamidades son tan indispensables como el cuchillo para podar la vid y el fuego para refinar el  oro. No son agradables, humanamente no nos gustan, y a menudo no podemos comprender el porqué. La Biblia dice que «ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados» (He. 12:11).

Cuando lleguemos al cielo, encontraremos que todo obró para nuestro bien. Permanezcan estos pensamientos en nuestras mentes si es que anhelamos crecer en la gracia. Cuando vengan los días oscuros, no nos resulte extraño. Más bien recordemos que las lecciones asimiladas en días oscuros nunca las hubiéramos aprendido en los días soleados.

Digámonos: «Esto también es para mi provecho a fin de que pueda ser yo partícipe de la santidad de Dios. Me es enviado con amor. Estoy en la mejor escuela de Dios. Corrección es instrucción. Esto tiene el fin de hacerme crecer».

ARTÍCULO RELACIONADO → Mientras sufre recuerde que Él no comete errores – J. C. Ryle

Síguenos en nuestras redes sociales! Si te gustaría obtener más información, noticias, artículos, videos y palabra de Dios puedes seguirnos en nuestra página de Facebooknuestro canal en Youtube y en Telegram¡Bendiciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.