No olvides compartir con tus amigos ....

Por: Charles Stanley

Romanos 12.1-5

La bondad de Dios se demuestra por el hecho de que Él no nos deja en la condición en la que estábamos antes de la salvación. A lo largo de la vida, el Señor usa ciertas herramientas para moldearnos a la imagen de su Hijo.

LA ESPADA DE DIOS. Crecemos en Cristo cuando pasamos tiempo leyendo la Biblia, porque ella es el alimento que nutre nuestra alma (Mt 4.4). Sin embargo, algunos cristianos dependen solo de la comida de la Palabra servida por un pastor.

LA ORACIÓN. Aprendemos a depender del Señor acudiendo a Él con nuestras necesidades y preocupaciones, así como con nuestra alabanza y gratitud. Nuestra confianza y amor por Él crecen a medida que pasamos más tiempo en oración. En lugar de ver la oración como un deber, nos daremos cuenta de que nuestro tiempo con el Señor se ha convertido en un deleite.

LA IGLESIA. El cuerpo de creyentes es otro factor importante en nuestra transformación, allí es donde aprendemos a amarnos unos a otros, donde encontramos aliento, recibimos instrucción bíblica y rendimos cuentas de nuestras acciones.

Nuestra sociedad no tiene escasez de voces y presiones mundanas que llenan la mente e influyen en la conducta. Pero cuando programamos de manera intencional el tiempo para Dios, su Palabra y su pueblo, Él hace su obra de transformación en nuestras vidas.

Visita En Contacto.

¡Síguenos en nuestras redes sociales! Si te gustaría obtener más información, noticias, artículos, videos y palabra de Dios puedes seguirnos en nuestra página de Facebooknuestro canal en Youtube y en Telegram¡Bendiciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.