No olvides compartir con tus amigos ....

Por: Paul Washer

¡Una de las más grandes declaraciones de la Escritura es que nada es imposible para Dios! Esta verdad se revela más claramente en la forma que Dios mantiene su carácter justo al perdonar al hombre pecador: Dios se hizo hombre, cargó los pecados de su pueblo en la cruz, y sufrió el juicio divino que fue decretado en contra de ellos. A través de su sufrimiento y muerte en lugar de su pueblo, Dios satisfizo las demandas de su propia justicia en contra de ellos y aplacó su propia ira en contra de ellos para que su misericordia hacia ellos pudiera ser perfectamente consistente con su justicia.

El gran dilema —“¿Cómo puede Dios ser justo y aun así justificar al malvado?”— ha sido resuelto en el evangelio de Jesucristo. El mismo Dios que rectamente condena al malvado se hizo hombre y murió en el lugar del malvado. Dios no ignora, renuncia, o pervierte las demandas de su justicia para justificar al malvado; en lugar de eso, Él pagó las demandas de la justicia a través del sufrimiento y la muerte del Hijo de Dios en el Calvario.

Tomado de “Descubriendo el glorioso evangelio” de Paul Washer pág. 5

Únete a nuestro canal en telegram → ÚNETE

Un comentario en «¿Cómo puede Dios ser justo y aun así justificar al malvado? | Paul Washer.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.