No olvides compartir con tus amigos ....

Por: Paul Washer

Aunque Dios gobierna sobre toda la creación con autoridad absoluta, a Satanás realmente se le ha dado un dominio limitado, y a través de él, Satanás tiene autoridad sobre este mundo caído y sus habitantes.

La declaración de Satanás en Lucas 4:6 no fue jactancia. Hay un sentido real en el que este mundo caído está bajo su dominio. ¿Qué nos enseña I Juan 5:19 acerca de esta verdad?

a. El mundo entero está bajo el maligno. La palabra “entero” no solo se refiere a la humanidad como un todo sino también a cada individuo fuera de En las Escrituras, un nombre frecuentemente comunica algo acerca de la persona que lo lleva. ¿Cuáles son los nombres o títulos que se le dan a Satanás en las siguientes Escrituras?

b. El príncipe de este mundo (Juan 12:31; 14:30; 16:11). La palabra “príncipe” viene de la palabra griega archon, que también puede ser traducida como“comandante” o “jefe”. Este “mundo” se refiere a la gran cantidad de hombres que viven apartados de Dios y en rebelión contra su voluntad.

c. El dios de este siglo (II Corintios 4:4). Solo hay un Dios verdadero (I Corintios 8:4-6), sin embargo, este mundo caído sigue a Satanás como si él fuera su dios. Aunque Satanás no posee los atributos de Dios, él se desfila como Dios y desea será adorado como Dios.

d. El príncipe de la potestad del aire (Efesios 2:2). Satanás en un espíritu y las restricciones materiales de los hombres no lo obstaculizan. Su poder y autoridad van mucho más allá de cualquier príncipe “terrenal”. Él posee poder e influencia verdaderos sobre los muertos espirituales (ver verso 1).

¿Cómo se describe al hombre caído en las siguientes Escrituras? ¿Cuál es la relación entre el hombre caído y Satanás?

a. El hombre caído es hijo del diablo (I Juan 3:8, 10; Juan 8:44). El hombre caído es hijo del diablo ya que refleja el carácter y la voluntad del diablo. En Juan 8:44, Jesús declaró que los fariseos eran de su padre el diablo y que querían hacer los deseos de su padre.

b. El hombre caído está bajo la potestad de Satanás (Hechos 26:18). La palabra viene de la palabra griega exousía, que también puede ser traducida como “poder” o “autoridad”. El hombre caído existe bajo la autoridad y el poder de Satanás. En Colosenses 1:13, el dominio de Satanás se describe como uno de oscuridad espiritual y moral.

c. El hombre caído camina conforme a la voluntad de Satanás (Efesios 2:2). El hombre caído se caracteriza por la desobediencia a Dios y por caminar de acuerdo a la voluntad del diablo. Los hombres caídos son correctamente llamados “hijos de desobediencia” en quienes opera el diablo. La palabra “opera” viene de la palabra griega energéo, que significa “trabajar efectiva o energéticamente con poder”.

d. El hombre caído esta cegado por el diablo (II Corintios 4:4). Aquellos hombres que se rehúsan a creer el testimonio de Dios caen bajo un juicio terrible: son entregados a Satanás para ser espiritual y moralmente cegados por sus mentiras y engaños.

e. El hombre caído está atrapado en el lazo del diablo (II Timoteo 2:26). La palabra viene de la palabra griega pagís, que se refiere a una trampa o lazo en el que una presa se enreda y es capturada. Usualmente estaba escondido y sobresaltaba a las víctimas y los atrapaba por sorpresa. Los hombres caídos están atrapados en el lazo del diablo sin saber, hasta que por la gracia de Dios vuelven en sí y escapan a través de la luz del evangelio.

f. El hombre caído es cautivo a la voluntad del diablo (II Timoteo2:26). La frase viene de la palabra griega zogréo, que significa “capturar, o tomar vivo”. Al rechazar la benevolente autoridad de Dios, el hombre caído se coloca bajo la autoridad esclavizante de Satanás. Satanás ofrece al hombre caído libertad de la ley moral de Dios, pero esta “libertad” siempre lleva a la esclavitud al pecado.

CLICK SOBRE LA IMAGEN PARA ADQUIRIR

g. El hombre caído se ha apartado en pos de Satanás (I Timoteo 5:15). La palabra “apartado” viene de la palabra griega ektrépo, que literalmente significa “voltear o torcer”. Se usaba para describir el acto de volverse para evitar encontrarse o asociarse con alguien. En el contexto médico se usaba para describir miembros dislocados.

Aquellos que se apartan de la voluntad de Dios demuestran que no quiere parte o asociación con Él. Por defecto, se convierten en “seguidores” de Satanás. Aunque el hombre caído puede seguir a Satanás en ignorancia, no lo sigue en contra de su voluntad. Hay una afinidad natural entre Satanás y el hombre caído. Tienen la misma naturaleza corrupta y manifiestan la misma disposición de enemistad contra Dios.

Tomado de “Descubriendo el glorioso evangelio” de Paul Washer pág. 72 – 74

3 comentarios en «LA AUTORIDAD DE SATANÁS Y LA ESCLAVITUD DEL HOMBRE | Paul Washer»
  1. ¡»Muy interesante, muy alimentador con relación a las verdades de Dios que hoy se ocultan más y más por los mercaderes del Evangelio»!

  2. Gracias por el devocional. Es de Gran bendición.
    Hay algunas palabras que están mal escritas, creo que al principio, y pasa con algunos devocionales, no solo en esta particular. Dios los bendiga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.