Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

La Biblia no da ninguna enseñanza específica de si las mascotas / animales tienen «alma» o si las mascotas / animales estarán en el cielo. Sin embargo, podemos tomar algunos principios bíblicos generales y arrojar algo de luz en el asunto. La biblia afirma que tanto el hombre (Génesis 2:7) como los animales (Génesis 1:30; 6:17; 7:15, 22) tienen el «aliento de vida»; es decir, tanto el hombre como los animales son seres vivos. La principal diferencia entre los seres humanos y los animales, es que el hombre está hecho a la imagen y semejanza de Dios (Génesis 1:26-27) mientras que los animales no. Ser hechos a imagen y semejanza de Dios significa que los seres humanos son como Dios, susceptibles a la espiritualidad, con mente, sentimientos y voluntad, y tienen un aspecto de un ser que continúa después de la muerte. Si las mascotas / animales tienen un «alma» o un aspecto incorpóreo, deberían por consiguiente ser de una «capacidad» diferente y menor. Esta diferencia probablemente significa que las «almas» de las mascotas / animales no continúan existiendo después de la muerte.

Otro factor a considerar es que Dios creó a los animales como una parte de Su proceso creativo en el Génesis. Dios creó a los animales y vio que era bueno (Génesis 1:25). Por lo tanto, no hay razón por la cual no pueda haber animales en la nueva tierra (Apocalipsis 21:1). Definitivamente habrá animales durante el reino milenario (Isaías 11:6; 65:25). Es imposible decir definitivamente si algunos de estos animales podrían ser las mascotas que tuvimos mientras estuvimos aquí en la tierra. Sabemos que Dios es justo y que cuando lleguemos al cielo nos encontraremos en completo acuerdo con Su decisión en este asunto, sea cual sea.

Fuente: Got Questions

Síguenos en nuestras redes sociales! Si te gustaría obtener más información, noticias, artículos, videos y palabra de Dios puedes seguirnos en nuestra página de Facebooknuestro canal en Youtube y en Telegram¡Bendiciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *