Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!...

Mucho se ha escrito de la serie que ha revolucionado la ficción en todo el mundo: “El juego del calamar”, que emite la plataforma de streaming Netflix. El argumento es sencillo, un grupo de personas (más de 400) deben superar seis juegos infantiles para poder llevarse un premio millonario.

Bajo esta premisa, comienza con una explicación de lo que es “el juego del calamar” un juego infantil de la Corea de los años 70, que se juega dentro dentro de un “calamar” pintado en el suelo formado por un círculo, un triángulo y un cuadrado.

Los niños se dividen en dos grupos, los que atacan y los que defienden. El protagonista explica que “era un juego de niños que se jugaba en Corea hace muchos años. De todos los juegos de cuando éramos pequeños, este era el más físico y violento. Todo ataque físico es permitido, no hay restricciones”.

En este momento, todo da un giro y lo que era un juego de niños se convierte en una trama ultraviolenta en la que 456 personas tratan de imponerse en cada uno de los seis juegos infantiles que les proponen para poder ganar el premio: 45.600 millones de wones (la moneda oficial de Corea del Sur), unos 33 millones de euros al cambio. El que falla, es ejecutado a sangre fría, en primer plano. A partir de ahí, ya sabemos a lo que nos enfrentamos en los siguientes capítulos. Asesinatosviolencia extrema, sexo… Todo ello bajo la calificación para mayores de 16 años.

Como siempre ocurre en estas cosas, estas restricciones no se cumplen y son muchos los niños de 12-13 años en adelante los que ya han visto la serie. Y esto tiene su reflejo en la vida real.

Un grupo de escuelas de una localidad belga han dado la voz de alarma al ver cómo los niños utilizaban los recreos para reproducir la mecánica violenta de los juegos. Así, las Escuelas Comunales de Erquelinnes, al oeste del país, han hecho una advertencia a los padres y a las instituciones educativas a través de su página de Facebook, en la que señalan que “¡Estamos muy atentos para que se detenga este juego malsano y peligroso!”.

El juego que estaban reproduciendo es el primero de los seis a los que se enfrentan los protagonistas, una especie de “escondite inglés” al estilo coreano en el que en lugar de decir “1,2,3 al escondite inglés, sin mover las manos ni los pies”, lo simplifica con un luz roja, luz verde”. En la serie la que canta es una enorme muñeca y cuando se calla, se da la vuelta y el que se mueve, es asesinado a tiros.

LEA ADEMÁS → «El juego del calamar», lo que debes saber sobre la perturbadora serie de Netflix

Síguenos en nuestras redes sociales! Si te gustaría obtener más información, noticias, artículos, videos y palabra de Dios puedes seguirnos en nuestra página de Facebooknuestro canal en Youtube y en Telegram¡Bendiciones!

Un comentario en «Violencia extrema en los recreos, “El juego del calamar” llega a los colegios»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *